Historia

1919 – Fundación


José Regojo Rodríguez fue el fundador del actual Grupo Regojo. Llegó a Lisboa a principios del siglo XX XX, de 14 años, de la región española de Galicia.

En 1919 fundó la primera empresa nacional de prendas de vestir, "J. R. Rodríguez", ubicada en la Rua das Pedras Negras, donde las camisas se fabricaban con la marca Regojo. La fábrica operaba en dos plantas y tenía ocho empleados. Posteriormente, la fábrica se trasladó a la calle de S. Lázaro y rápidamente la empresa entra en franca y próspera expansión, comenzando a confeccionar, además de las camisas, pijamas y polos. En poco tiempo, el número de empleados era de unos trescientos.

A lo largo de este período, se debe destacar la dinámica de desarrollo y el deseo de crecimiento que los líderes siempre han mostrado, con miras a la expansión del negocio. Por esta razón, hubo una gran adhesión a la participación en ferias y exposiciones, tanto nacionales como internacionales, donde se buscó establecer contactos externos y comerciales, dando a conocer y consolidando la marca Regojo.

De los 70 – Nacimiento del Velasco Regojo

En 1972, con el nacimiento de una nueva empresa, “Confecciones Regojo Velasco” consubstanció la entrada de la segunda generación de la familia en la gestión de las empresas del grupo.

Fundada por el yerno del fundador, Jaime Velasco Regojo, la nueva fábrica se dedicó a la producción de ropa de mujer con la marca Dali.

80’s – Creación de otra unidad fabril, Aissela

En 1980, bajo la dirección de Teresa Regojo, tras la muerte prematura de su esposo Jaime Regojo, se creó otra fábrica, Aissela – Sociedade Europea de Confecciones, que trae a Portugal la representación de la marca “Pierre Cardin”.

El año 1982 marca el comienzo de una nueva era, el esbozo del actual Grupo Regojo. El equipo directivo se extiende a la tercera generación de la familia. Los hijos mayores de Teresa y Jaime Regojo comienzan a asumir responsabilidades en la gestión de empresas, manteniendo viva una fuerte preocupación en seguir la evolución del mundo y los mercados de la moda.

Después de esta nueva fase, en 1984, comenzó la comercialización de ropa a través de DIMODA. Esta empresa representará y distribuirá marcas de prestigio internacional en nuestro país.

Al final de la década, con el aumento de la competencia de los fabricantes del sudeste asiático, la perspectiva de una ruptura en el tradicional comercio multi-marca y el desencadenamiento de fenómenos como la franquicia de marca de renombre internacional, la familia Regojo decide invertir en monovolumen, Marketing de marca a través del régimen franquicia y marcas propias.

90’s – Inicio de la comercialización a través de Massimo Dutti

En 1990 la familia comenzó a comerciar a través de Massimo Dutti, convirtiéndose en el Grupo Regojo la franquicia maestra de esta insignia. Esta marca rápidamente tomó un lugar destacado en el mundo de la moda en Portugal, convirtiéndose en una de las más grandes del sector de la confección (y ciertamente la más grande con capital nacional).

En 1982 una nueva compañía, la Compañía del Oeste, nació para operar en tiendas con la marca Wesley. A lo largo de los años, ha ganado notoriedad y se ha convertido en una referencia ineludible para el consumidor masculino más selectivo. Esta marca inició un proceso de internacionalización en el año 2003, con una tienda en Madrid en el prestigioso barrio de Salamanca.

Es en 1996 que el grupo decide abrir las primeras tiendas con la insignia Pierre Cardin. Posteriormente, en 2005, esta decisión se invertiría y la distribución de esta insignia se concentraría en el canal multimarca.

En 1997 se creó Rómulo, la empresa que llevaría a cabo la “franquicia maestra” de la marca femenina Elena Miró, caracterizada por la producción de grandes tamaños, que resultaría ser muy estable y con tasas de crecimiento adecuadas para su nicho de mercado. En febrero de 2006, este negocio iba a ser vendido a los dueños de marcas internacionales, Grupo Miróglio.

En 1998 es el turno de Mango formar parte de la cartera de prestigiosas marcas del grupo, a través de la franquicia. Con el fin de consolidar su posición en el mercado, Mangonor, empresa que operaba cinco tiendas en el norte del país, fue adquirida a finales de 2014.

00’s – El proyecto del viernes

En 2000, Dali, su propia marca cuya colección fue concebida en parte en una de las fábricas del grupo, ahora se distribuye en tiendas multimarca y en Dimoda.

En 2005, el grupo se embarcó en una empresa conjunta con una empresa española para lanzar la marca Hakei zapatos y accesorios, y adquirió la franquicia maestra de la marca internacional de prêt-à-porter Orchestra para el objetivo de los bebés y los niños de 0 a 14 años de edad. En 2006, el grupo Regojo adquirió una importante participación en la empresa Fashin Park, que tiene en su cartera las marcas Nike Women y Punt Roma. La marca Punt Roma ya no formaría parte de la cartera del grupo a partir de febrero de 2008 y la marca Orchestra en marzo de 2009.

En 2007 el grupo vende su red de tiendas Hakei y Mango e invierte en el proyecto internacional Friday’s Project, así como en las tiendas Nike Concept. Es este año que el grupo comienza la venta de las acciones del grupo Inditex en África, Sudamérica y Asia. Y también abre, en asociación, la primera tienda de Fashion Planet en Argel.

10’s – Freedom Street Fashion

En 2011 se inauguró la Moda de la Calle de la Libertad. También en 2011, el grupo Regojo comenzó a reestructurar su presencia minorista, vendiendo las tiendas Wesley a Dielmar y cerrando la red de tiendas del proyecto Friday’s.

La reestructuración se completó en enero de 2012 con la venta del negocio Massimo Dutti al grupo Inditex, aunque el negocio minorista del grupo continuó siendo revisado. Todavía en 2016, el número de tiendas Dimoda había pasado de 14 a 5.

Comments are closed